Seguidores

hojass

jueves, 19 de julio de 2012


           
                                                    La viuda negra





Me salí de la fila hace tiempo.
Por eso sufro.
Vi lo que otros no vieron...
y  decidí escapar de la Mátrix.


Supe que era sólo un pensamiento
en la mete cruel de alguien
-tal vez  yo misma-
y me fui a ser otra realidad...
viviendo al márgen.


Y esta verdad holográfica
se me hizo pequeña.


Que no es ésto lo que soy...
¡Que no es ésto!


Quedaos -entonces-
con vuestra realidad virtual
y sus cadenas,
que yo  me iré allá donde la mentira
no pueda alcanzarme.


Sé que mi huída es hacia ninguna parte
pero aún así...
prefiero huir a ser hormiga.


Elijo ser la viuda de los sueños.
Decido "no ser"
antes que ser el títere engreído
que baila feliz sin ver sus hilos.


No sé a quién le debo
mi  "No-Ser".
Ni dónde está el origen
de esta farsa.


No sé quién maneja
los cables del destino...
-tan certero-
Ni quién forzó mi vida
en la crisálida.


Pero encontré una grieta
y me he escapado.
-Éso intuyo-.


Y aún puede -¡pobre ingénua!-
que exista sin notar
lo pegajosa que es la trama
en una elaborada tela arácnida.


Y crea que en verdad estoy huyendo...
mientras se frota -ávida-
sus largas patas
y segrega jugos salivares
-con místico placer- ... la Araña. 

5 comentarios:

  1. Oye, eres tú en las dos fotos? Muy guapa, sí.

    Un poema en el que hablas contigo mismo. "Elijo ser la viuda de los sueños", gran verso.

    Besos, Hulna

    ResponderEliminar
  2. Yo soy la de abajo, luisillo. La guapa es mi hija...."la viuda negra", jeje. La fantasma virtual... soy yo. :D

    ResponderEliminar
  3. preciosa poesía querida hulna. vengo del blogs de auroratris y me gusta el tuyo, si te parece aquí me quedo. el mio es avpoesiadelcorazon.blogspot.com por si te apetece pasarte. un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Gracias antonioe por tu visita. Claro que voy a devolverte la cortesía...¡faltaría más! :)

    ResponderEliminar
  5. A mí me dejas tú de viudas de sueños ufffff!!! que yo sigo buscando el mío... que ya lo dijeron las cartas en madrid jajajajajajajaja no pienso quedarme viuda nonono.
    Ains mari... hablando en serio, qué verdades dices... pero yo no quiero oirlas...
    Besazos.

    ResponderEliminar