Seguidores

hojass

viernes, 7 de septiembre de 2012

SALVAVIDAS






Te vi llegar envuelto de lluvia
y de adoquines solitarios.
Lleno de pasos cansados
y de trenes perdidos.
De música olvidada
en los oídos
y ruido de nostalgia
en los armarios.

Venías con el viento
enredando tus talones
con tropiezos y sombras.

Traías tanto llanto
en los bolsillos
que el alma en las rodillas
me temblaba.

Acaso al escuchar mi voz templada
sentiste un calor viejo ya olvidado.
Y hasta tu corazón tan oxidado
-con un hilo de amor-
me dio las gracias.



19 comentarios:

  1. No se que tiene Hulna que al corazón más cascado le rejuvenece, !RELECHES!!!

    ¿Me admites para una cura?

    Besos desde mi nube

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada, nada... sana sanita culito de rana. :)

      Eliminar
  2. Es que ese hilo nunca se cortó Hulna y te dio las gracias porque tú tampoco lo cortáste.
    Hermoso, muy bueno.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu agradable comentario, Osval.
      Otro beso grande for you :)

      Eliminar
  3. Qué bien sienta esa voz templada cuando alguien viene con el alma rota y los pasos cansados. Qué bien me han sentado estos versos, Hulna!!!
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo que me alegro, Aurorita. ;)
      Al fin y al cabo es lo que se persigue al escribir... transmitir sensaciones.

      Eliminar
  4. La tercera estrofa... "Traias tanto llanto en los bolsillos que el alma en las rodillas me temblaba". Lo he visto llegar, envuelto de lluvia.
    Tus poemas, Hulna...,... :)

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Es el secreto de la voz que resite al tiempo... qué bueno sería poder tenerla siempre qué haga falta ¿ no ? !
    Es precios, niña. Un besote ... Guaci.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita,Guaci. Ya sabes que en este rincón eres muy querida. :)

      Eliminar
  6. Ese salvavidas que fue tu voz Templada a un Alma apesadumbrada que tanto lo necesitaba.
    Precioso Poema, Hulna.
    Vengo del blog de Osvaldo y me he parado en Tu Espacio, lleno de Magia, Sentimiento y Sensaciones; por lo cual, sin no te importa, me hago seguidor de tan bello blog.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pero por supuesto, Pedro! Para mí es un honor y un placer recibir nuevos amigos.
      Se siempre bienvenido. Otro abrazo. :)

      Eliminar
  7. Bonito poema. Ojalá encontráramos ese salvavidas siempre que nos hace falta.
    Besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita, Joaquín.
      Un besote.

      Eliminar
  8. Me ha encantado lo del alma en las rodillas. Tienes un don para transmitir sentimientos.

    Precioso!

    ResponderEliminar
  9. Gracias, Anita. Un besazo gordo. :)

    ResponderEliminar
  10. Un poema que recoge esa búsqueda humana del amor, volver contra todo pronóstico, arrastrando miserias y desafiando tormentas, casi convertido en un esperpento humano para finalmente ser redimido por la fuerza mágica y vital del amor...el que tú le diste a él y que seguramente le devolvió por un instante las ganas de vivir y la alegría.
    Bellísimo.
    Te dejo un beso y un abrazo escandinavos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues... sois muy bien recibidos los tres. (el beso, el abrazo...y tú, naturalmente) ;D

      Eliminar
  11. Es probable que no sea tú preferido, seguro que con la gran cantidad de poemas que tienes, habrá algún otro que tenga más aceptación que este, pero a mí me llegó a dentro y lo sentí con solo leerlo tal como tú lo has puesto. Creo que no es necesario que diga lo mucho que me gustó, verdad?
    Gracias por permitirme sentirme así.

    Un bico.

    ResponderEliminar