Seguidores

hojass

martes, 30 de octubre de 2012

EL CHISTE DEL MARQUÉS, LA DUQUESA Y LAS DOS DAMAS INGLESAS



Un poquito de humor... que he pasado mala noche...






Aviso que es largo el cuento 
que aquí les vengo a contar 
y aunque no sea una paya 
es un chiste que en España 
resulta muy popular. 


Estaba el señor marqués 
aburrido en su mansión 
pensando en la duquesita, 
y tomando su bastón, 
colocándose el sombrero, 
saliose muy pinturero 
para hacerle una visita. 

Llegado que fue a la casa, 
el mayordomo Fermín 
lo recibió con esmero 
y guardole su bastón 
así como su sombrero. 

Encontrose a la duquesa 
reunida en el salón 
con dos amigas inglesas, 
y le indicó que a la mesa 
arrimase su sillón. 

¿Y qué le parece a usted 
si por darnos diversión 
mientras tomamos el té 
juguemos al acertijo 
que le quiero proponer? 

Dijo así la duquesita 
y aceptó el señor marqués 
y las tres damas a una 
pensaron en una yegua 
y el acertijo dijeron 
rimando sin darle tregua: 

"Es alegre y muy briosa 
y a la mujer pone nerviosa" 
Impulsivo, el buen marqués, 
vino a decirles en prosa 
lo primero que a la boca 
sin prudencia ni templanza 
le trajo la adivinanza. 

Enojose la duquesa, 
se enfadaron las inglesas, 
y del mayordomo Fermín 
reclamaron su presencia. 

Fermín- dijo la duquesita- 
traiga usted el sombrero y el bastón, 
puesto que el señor marqués 
ya terminó la visita. 

Discúlpenme las señoras, 
pues lo dije sin pensar, 
les ruego que me disculpen, 
denme otra oportunidad. 

Como el marqués era guapo 
perdonarle decidieron 
y, como si nada ocurriera, 
prosiguieron con el juego. 

En un rincón de la sala 
las damas se reunieron: 
"pensaremos esta vez 
en un anillo de oro, 
a ver si el señor marqués 
contesta con más decoro". 

Volvieron a sus asientos 
y esta rima compusieron: 
"resulta duro y redondo 
y ha de meterse hasta el fondo". 

De nuevo aquel caballero, 
por orden de la duquesa, 
se vió muy tieso en la puerta 
con el bastón y el sombrero 
que Fermín, el mayordomo, 
le trajo con mucho aplomo. 

"Por última vez les ruego 
me disculpen este enredo, 
pues tan claro yo lo ví 
que no pensé en vuestra ofensa. 
Concédanme de su gracia 
otra oportunidad 
que me sirva de defensa." 

Ya sin mucha confianza, 
las tres damas al marqués 
otra rima propusieron, 
pensando con precisión 
en una pasta de té 
para untar en la infusión. 

"Entra dura y desafiante 
y sale floja y chorreante" .
Así dijo la duquesa 
al tiempo que fué el marqués 
quien llamara al mayordomo 
para llevarle a la puerta. 

"Deme usted, mi buen Fermín, 
mi bastón y mi sombrero, 
que esta vez va a ser que sí, 
que es justito lo que pienso. 
Pues donde tengo la olla, 
la rima a mi me sugiere 
que no meta la cebolla. 

¡Y esta vez no me lo nieguen! 
que está claro como el agua. 
Discúlpenme las señoras" .

Moraleja: 

No jueguen con la duquesa 
ni con las damas inglesas, 
aquellos tan mal pensados 
que de yegua,anillo o pasta 
se hagan los olvidados 
y entiendan por otra cosa 
lo que estaba así de claro... 

12 comentarios:

  1. Pícaras damas hicieron engaño al marqués que juraria mil veces que a su miembro se referían las muy brujas, pero no le quedó más remedio que marchar de allí con el rabo entre las piernas, y es que al que a mujer se enfrenta en las cosas de adivino es partida perdida, vive Dios.

    Nos ha jodío octubre, !RELECHES!!!

    ResponderEliminar
  2. jeje... cierto es cuanto decís, buen caballero. :P

    ResponderEliminar
  3. No todo es lo que parece y no todos vemos la realidad de la misma manera, siempre es cuestión de interpretación. Yo hubiera contestado lo mismo que el Marquéz.
    Muy bueno Hulna, siempre cae bien un recreo.
    Te dejo un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ains, hombres!!! siempre con la mente tan retorcida!!! ;P

      Eliminar
  4. jajajajajajajja fantástico Hulni!!! original y muy divertido y no se hace para largo, que dura más bien poco como el marqués a buen remojo jajajaja.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Eres única, jajaja, que buen ratito me has hecho pasar. Única Hulna.
    Un abrazo saleroso.

    ResponderEliminar
  6. Me ha recordado al mester de juglaría.
    Me ha gustado mucho el verso-chiste y me ha hecho reír.
    ¿Y dices que has pasado mala noche?
    Genial, Hulna.
    Besicos.

    ResponderEliminar
  7. Vengo del Blog de "Érase una vez un príncipe que nunca existió". Me ha encantado la entrada.
    Si no te importa, me quedo por aquí.
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Jajja! Qué bueno Hulna, no lo conocía...
    Pero qué mal pensadas esas damas, yo me habría reído, jajaja!!
    Besito, me alegraste... Buen fin de semana

    ResponderEliminar
  9. Juassssssssssss......."hulnamari de quevedo" :)
    Ya me alegró usted la mañana,doña
    Besotes.

    ResponderEliminar
  10. Mari Puriiiiiiiiiiii... qué te ha pasaoooo??? ¿Has pasado mala noche? Uhmmmmmmmmm... yo diría que buena, jejjejje... por las cositas que se te ocurren :-P Mira que son malas las tres doncellitas!! Te envío un mail para extenderme en mi comentario, jajajja. Un beso enorme, amiga!

    Roser

    ResponderEliminar
  11. Qué arte tienes, compañera. La verdad es que cada vez me satisface más haberme encontrado con tu blog, viniendo del de Maite. Tienes mucha facilidad de palabra, aunque sé que detrás de lo que parece fácil hay siempre una ardua tarea.
    Saludos.

    ResponderEliminar