Seguidores

hojass

domingo, 6 de mayo de 2012

pagina 26

BELLA DURMIENTE (de Cuentos desCuentos)
Puntuación:



Despiértame del sueño de cien años
con un beso callado que me encienda.
Un beso que en los labios me sorprenda
como un manjar de miel, tan deseado.

La bruja que envidiosa me encantara
no supo ver amor, sólo desidia,
y un pozo tan profundo en tu mirada
que así se confundió, la desdichada,

creyendo que el amor no se hallaría
oculto entre los restos que algún día
fueron campo de luz apasionada.

Penso -la necia- que yo moriría
sin ver de nuevo el sol que me besaba
haciéndome feliz... ¡y revivía!



Agregado en: General

CENICIENTA (de Cuentos desCuentos)

Puntuación:


Cenizas del hogar.
Cenizas.
Diviérteme viendo que preparas
un vestido feliz
para el cortejo.

Olvídate del príncipe encantado
que mudo se recrea cuando bajas
a paso sinuoso la escalera.
Hoy no entrarás al baile.
Hoy no se baila.

Tu coche sigue siendo calabaza
y vas a llegar tarde
a esta cita.
No vendrá a golpe de varita
el milagro de hacerte deseada,
ni hará de dos simples ratones
corceles que arrastren la esperanza.

La vida sigue siendo
una hermanastra
y el tiempo es la madrastra
de los sueños.

El zapato de cristal
no tiene dueño
ni tendrás hada madrina
en esta danza.

Las puertas del palacio
están cerradas
por mucho que te creas
de honores la invitada.

La magia se consume en las cenizas...
No esperes.
No hay hadas.



Agregado en: General

ALICIA o el despertar ingrato. (de Cuentos Descuestos)

Puntuación:



He seguido al conejo
de las prisas.
Su reloj suena estridente
y al oírlo
presiento que el tiempo
no es preciso,
pero cabe -como un sueño-
en el bolsillo.

He caído al hoyo
húmedo y profundo
y he probado la bebida
que agiganta
y ha sido como fuego
en mi garganta
que por curiosa
traga lo prohibido.

Mi llanto es mar o río
que al jardín de rosas
me ha arrastrado
después que el azar
me hubo ofrecido
un trozo de pastel
y me hice enana.

Entré sin invitarme
-¡qué osadía!-
a una fiesta de locos
-deliraban-
mas la merienda rehusé
-porque sabía-
que la locura fácilmente
se contagia.

En un juicio de naipes
tuve entrada,
donde mi testimonio inútil
se pedía.
Llegué como testigo
delirante
y terminé la vista
de imputada.

¡Tú eres única culpable!
Dictada es la sentencia.
-Chillaba con demencia
la ingrata soberana-
al tiempo que mi cuerpo
se crecía.

¡Sois todos unos necios!
¡Una farsa!
-Grité a la reina que mentía-.

Hoy no ejecutarán
a la que sueña.
No voy a ser culpable
en este día.
No rodarán cabezas.
No la mía.



Agregado en: General

OZ (de

Puntuación:


Y sé que no es la forma
-y sin embargo-
me aferro a mis esquemas
repetidos.

Tropiezo, me levanto, insisto.
Que no. Que no es ése el camino.
Que las losas amarillas han perdido
el tono dorado de los sueños.

No hay ciudad Esmeralda.
No hay mago ni adivino.

Te falta el corazón -me digo-.
Valor nunca tuviste -me repito-.
Perdiste tu cerebro y el sentido.

Ya no hay regreso a casa.
No hay camino.




Agregado en: General

GEMELAS

Puntuación:



Me muevo por dos mundos
paralelos
y en ambos soy yo misma
y mi mentira.

Me he buscado
en los eternos bulevares
y he tomado del brazo
a mi melliza.

¿Eres yo? - le he preguntado.
Ella me sonríe
-y entre risas-
me invita a otra cerveza
y al olvidarme.

"No pienses. Ve deprisa.
Donde tienes que llegar
es a ti misma,
pero buscas en lugar
equivocado."

Continúo entonces
cometiendo errores
garrafales
y chocándome de frente
con mis vidas.




Agregado en: General

ESCOMBROS

Puntuación:


Me dejaste tan rota
que aún busco pedazos
en los escombros del dolor
que me esculpieron.

No es que me recree
nadando en odio,
-amor bastardo-,
pero sigo pegando mis trozos
como un rompecabezas lamentable.

Quedé tan esparcida
y tan llorando,
que voy y vengo loca
por mis calles.

Levito, no camino,
-recompongo-
estos pasillos infinitos
que no me venden luz al fondo
y me sigo mintiendo
-persevero-
en este reto o duelo
que hace daño.

Confieso que aún me siento marioneta
de un ídolo de barro
vano y huero.
Ignoro si algún día
seré libre y completa.
Si conseguiré las piezas
sin ayuda de alfarero.

Hoy sólo sé que muero,nazco y muero,
entre rebuznos y dislexias
preparando mi defensa,
-presa trémula de miedos-,
mudándome la piel
en cada intento.

Pequeña, sola, tal vez muerta.


Agregado en: General

R.I.P

Puntuación:


Hoy he muerto.
Lo vi en tus ojos.
Miré... y ya no estaba.

Tu mirada está de luto.
De ausencia gris.
Y nítido el adiós
se perfilaba
a la pétrea sombra
de una guadaña.
En el filo oscuro
de tu párpado.

La muda soledad
vino a mi entierro
y el alma enloquecida
se arrastraba
por el camino eterno
que esperaba
mi entrada triunfal
en el infierno.

Me busqué desesperada,
suplicando el milagro
de la vida.
Y sólo vi el vacío,
-negra zanja-.
Y un gélido silencio.
-Mi mortaja-.


Agregado en: General

ME MIRAS

Puntuación:


Tú me miras desde lejos.
Con la impronta del amor
encadenado.

Desde una encrucijada
trémula, indecisa.
Con la palabra-miel,amordazada.

Tú me miras rebosando insinuaciones.
Y yo -preñada de sagaz sabiduría-
camino hacia otro lado,reticente,
mirando tus requiebros de soslayo.

Me paro -sin embargo-
asomada en el balcón de la poesía,
huyendo -sin huir- de tu osadía
que sabe a la flor breve del encanto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario