Seguidores

hojass

domingo, 6 de mayo de 2012

PAGINA 6

Nuestros versos son los rios...
Puntuación:



Al tiempo de nacer... un verso muere.
Es un final cruel. Triste destino.
y a base de morir una y mil veces
a un poema febril otorga vida.


No es inutil su muerte dividida
sino mas bien fructifero camino,
ya que al caer un verso muerto,otro se crece
y van hilando rima,forma y ritmo.


Que triste es, sin embargo, este deceso
de palabras vertidas con delirio
que van dejando huella en el descenso
y acaban en el mar... como los rios.



Agregado en: General

Al amor que da sabiduria...

Puntuación:




Por el camino oscuro,
en el negro absoluto
que da la certeza mas negra,
alla en la sombra ciega del silencio
y el miedo mitico siempre tan sentido...

Alla donde jamas llega la aurora
y el alma se asienta y se acomoda
en el sillon mas viejo y mas mullido...

Alli, te digo,de pronto es que crecieron amapolas.
Nacieron sin aviso, ellas solas,
como una mutacion de vida en el abismo.

Se habia quebrado el tiempo y sus memorias.
La musica,el amor, se hicieron frios.
Pero como quien surge de las olas
aparecio la luz y en el olvido
quedaronse las penas y el hastio.


La brisa mutilo la ultima hoja
del arbol que de viejo habia caido.
Y vienen a posarse sobre roca
los pajaros que no hallaron sus nidos.


No vengas a traer consuelo,¡no hay deriva!
que el llanto se enjugo en la cabellera
de esta niña feliz de primavera
que vino a quemarnos con su fuego.

La tierra abrio su vientre y pario un niño
que nos trajo la luz y amor reparte
y ya no habra dolor en su dominio
ni sufrira mi alma en otro trance.

Hoy quiero sonreir y alzar el vuelo,
enfrentar a la impostura y a la infamia
y gritar al mago gris que no hay mas duelo.
Que la vida me enseño... y soy mas sabia.



Agregado en: General

El beso del sol

Puntuación:




La luz te va inundando y no es la luna.
-La meretriz se ha ido a otros jardines-.
Es un rubio caudal de luz furiosa
la que ahora reza sobre ti-como a maitines-.

Derrama su victoria en tu cabeza
y aterriza en los portales de tus ojos.
La noche en tus pestañas despereza
y el dia te ilumina a sus antojos.

Llueve la luz lampiña sobre el cuenco de tu boca
que recoge el nacimiento de la risa
y el sol canta la mañana como copla
y un beso hacia tus labios precipita.



Agregado en: General

MUJER... desde dentro

Puntuación:



Contemplad a una mujer desde su orilla.
Asistid a su creación como un misterio.
Pero miradla dentro.
En su núcleo más íntimo.
En el centro inexplorado donde el magma
la hace auténtica y ardiente.

No temáis verla hermosa también allí,
donde su mundo quema
y sus raíces son de lava.


Observadla como un broche sagrado en la corteza.
Como una estrella que en la tierra se hace fuerte.
E intentad reconocerla en sus ojos de fuego y rituales sacros.

¡Miradla!
Es la misma que se acuesta a vuestro lado.
La misma que una vez fue la princesa
en vuestros sueños egoístas.
Aquella que preñó el presente y se volvió pasado.

La de ayer ya es el futuro que os llega y os aplaca.
Contempladla en su furor amargo del olvido.
Es el plato en la mesa,el masaje en la espalda.
Es la boca que os besa y el cuerpo que os reclama.

Miradla desde dentro y ved que no ha cambiado.
Trazad caminos nuevos y recorredla como un mapa.

Pero miradla de veras... Es la mujer que os ama.


Agregado en: General

Apocalipsis

Puntuación:



Me dices: no hay mañana,
y no te creo.
Me adviertes que esta tierra
y este Cielo
serán polvo y recuerdo
en la memoria.
Mas nadie da un regalo
y tanta gloria
para luego -tajante- arrebatarlo.

Me dices que no hay tiempo.
Que el paso de los siglos se ha acabado.
Que suena la trompeta y el concierto
final del mundo está sonando.

La hora de abrir libros ha llegado.
Se destapan los cofres más secretos.
Se rompen los sellos
y las plagas prometidas
ya se yerguen como un reto.

Me dices que la Hora llegó como ladrón inesperado.
Que el banquete del señor esta dispuesto.
Que es tiempo de exigirnos los talentos
y hay que rendir cuenta a su reclamo.

No quiero ver morir los ríos y los mares.
Ni quiero ver la tierra desolada.
Pero hay rumor extraño en este aire
que lanza una canción desesperada.



Agregado en: General

Como aquel esplendor...

Puntuación:



Mi piel aún se acuerda
del goce juvenil que nos brindamos.
Del cántico feliz que recorría
las prisas amorosas de tus manos.

Mi cuerpo era de junco y tú, -que ardías-,
querías recorrerme como prado
y perderte en las aguas de mi risa
y libar cada jazmín de mi verano.

No quiero ver mi tez volverse pergamino
sintiendo que escaparon primaveras,
ni otoños de ocre en mis caderas
que al mirarte te vean enemigo.

Yo quiero pasear contigo las laderas
de una colina suave que fue monte.
Y resucitar de aquellos días -aun de noche-
"el esplendor que fuimos en la hierba."



Agregado en: General

A tu ausencia

Puntuación:




Hay dolor en cada rincón huérfano de ti.
La casa es sólo casa y no un hogar completo
cuando hasta las paredes huelen tu ausencia.

Se vuelven los espacios anchos y desiertos
en este laberinto que hoy siento por morada.
Y ni los ruidos suenan en la mudez insoportable
de mi lecho.

¡Cómo duele,amor mío! ¡Cómo siento!
Rastreo en las rendijas de tu aliento -que aún me queda-
impregnándolo todo, tan vivo, tan quieto...


El mundo se me para
y el tiempo se hace lento.
Y el espacio se me agranda
cuando espero...



Agregado en: General

A la soledad

Puntuación:



¡Qué solas están las márgenes del río!
¡Qué solas mis primaveras solas!
Y hay soledad desnuda en mis praderas
y mis colinas mudas están solas.

Cuando no estás la bruma es compañera.
La sangre se detiene en el cauce de mis venas
y la música se para aquí, en mi pecho,
como un piano triste sin sus teclas.


Tu ausencia es como el aire
que se cuela en las rendijas de mis rocas.
Mi piel se vuelve árida y sin rutas.
Mis aves lloran y enmudecen
presas del vacío infame que las mora.

Solo silencio y soledad.
...
Solo horas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario