Seguidores

hojass

viernes, 4 de mayo de 2012

Verano (diario de Marieta)

-continuación de PRIMAVERA. (inacabada) -

Querido diario:
Entro en el verano de mi vida. Pasó la larga y terrible Primavera de mi adolescencia. Ahora estoy en la primera etapa de mi juventud y los miedos son distintos. O tal vez sean los mismos pero que, como yo, han crecido.

Gracias a Dios pasó la “Era Roberto”, aunque su fantasma me persiga y se haya convertido en mi sombra. Procuro ignorarla… pero está ahí. Impidiéndome ser feliz del todo. Manchando todo lo que toco y me pueda dar un mínimo de estabilidad emocional.
El recuerdo de sus abusos y sus palizas se empeña en acompañar los pasos de mi nueva etapa.
¿Cuándo se produjo la transición entre la adolescencia y la juventud? No me di cuenta. Quizá Curro representa el puente que me hizo cruzar hacia este lado. Desde sus ojos de caramelo, su deliciosa miopía que hacen que su mirada sea profunda y maravillosa. Desde su silencio elocuente y su profundo amor por mí.
Él me dio las alas para huir de Roberto. Por él tuve la valentía de enfrentar el terror que me causaba y fui capaz de hacer oídos sordos a sus amenazas.
Curro me ha enseñado a amar por primera vez. Pero yo… no he sabido aprovechar ese amor. Mis dudas lo han estropeado todo… y lo perdí. Teniendo la felicidad en mis manos… la dejé escapar. Tal vez es que no estaba preparada para ser feliz aún. O quizá es que no me lo merecía.
Todos los que han venido después han sido un mero ensayo del amor. Una búsqueda absurda por recuperar los sentimientos que aprendí a manifestar y sentir a su lado.
Creí que Raúl podría hacerme olvidar a Curro. Pero ni él, ni Ángel, ni José Manuel, ni Fidel, ni Bernd (a un millón de kilómetros desde Alemania) ,ni ningún otro, ha conseguido hacerme olvidar a Curro. Es más… creo que todos ellos me han servido para una especie de venganza inconsciente hacia Roberto.
Voy dejando cadáveres a mi paso. Víctimas de un odio acumulado hacia un sólo individuo pero que vuelco sobre todo el género masculino. Como si quisiera destruir a todo bicho viviente que se cruce en mi camino.

Incluso a Curro… “con quien tanto quería”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario